viernes, 21 de marzo de 2014

DISFRUTANDO Y SUFRIENDO

El sabado tocaba entrenamiento de bici, cogi la de montaña pero al final me decidi a hacer carretera. Hice el coll de Lilla hacia Valls i volví por el mismo coll hasta mi pueblo. Sufri si, pero disfruté mucho mas, era un pequeño reto de ese dia en solitario, y poco a poco fui a mejor, subir hasta arriba y ver las vistas fue una pasada, incluso me bajé para disfrutarlas algunos minutos con tranquilidad y yo sola ahi arriba. cuando llegué a casa descansé bastante pero muy contenta del entreno. Hasta por la noche no decidí correr la mañana siguiente en Reus.



Domingo corrí en reus el mig quart de la marató, la verdad es que empezé bastante bien el calentamiento todo y haber estado una semana en la cama mal. En cuando empezamos a correr me veía bastante bien, pero a partir del km 2,5 empezé a sufrir bastante. Pensé en caminar, en parar, en no seguir, pero intentaba buscar ese algo para no hacerlo, no entendia como habiendo hecho bastantes veces esa distancia iba tan mal, intentaba subir el ritmo y en pocos minutos sin darme cuenta estaba en el mismo o incluso mas bajo.
Después de correr en Reus fui a Salou a dejar las cosas y a Cambrils para hacer el recorrido del triatlón del año pasado. L'agua del mar estaba fresquita, llevaba el neopreno pero no el gorro, en el meterme en el agua se me aclararon las ideas de golpe, tenia ganas ya de nadar en el mar. Antes de meterme en la playa estuve algunos minutos mirando el mar porque se me pasó por la cabeza los nervios y el no saber donde me habia metido que senti justamente en ese mismo lugar y en mi primer triatlón, eso fue algo especial que me motivó mucho.
Al coger la bici iba algo cansada, pero iba con mi padre, algun pique hubo y él me ayudo a mantener el ritmo y a apretar para no bajarlo en ningun momento. Compartir momentos con mis padres es algo muy bueno que también me ayuda siempre, en los entrenos, en el día a día siempre esta ahí aunque no se lo pida.
Y mi padre con la bici al principio parecia que no tirase pero si que lo hace, aveces me mata él a mi :)
El correr por el paseo siempre ayudan las vistas, pero las piernas ya se notaban bastante, fue donde me sentí peor, pero poco a poco hice la distáncia que me propuse. Sufriendo ya al final pero muy contenta y motivada por recordar lo que fue mi primer triatlón. Ahora si no hubiera empezado la verdad es que me arrepentiria muchisimo, no habria conocido mucha gente maravillosa, no habria aprendido a esforzarme ni a darme cuenta de que cada cosa cuenta, además el deporte me ha unido mas a mis padres.

Y esta semana tocó entrenamientos y preparación para el duatló de castellfollit de la roca, poco a poco rodo va cogiendo forma.

NUNCA DEJEIS DE LUCHAR POR LO QUE QUEREIS :)



No hay comentarios:

Publicar un comentario